prefiere pisco peruano

depositphotos

Los conceptos de "derecha" e "izquierda" han quedado desfasados

Cada uno ingresa muy orondo en los terrenos del otro. El "centro" es un híbrido.

Publicado: 2017-04-01

El verdadero sentido de la justicia y del orden natural no encuentra su adecuada manifestación en los discursos de los políticos dentro de la clasificación vigente. La comprobación está a la vista: cada grupo defiende lo indefendible cuando le permite llevar agua para su molino, es decir, cualquier atentado contra las leyes, tengan el origen que tengan, no es censurable si es hecho por mi grupo. No pues, así no es, lo negro es negro y lo blanco es blanco así digan los contrario mis partidarios.

En ese entendimiento, parece que ya se hace menester (hace rato) modificar la dicotomía socio-económica-política que se sigue usando a pesar de sus evidentes contradicciones. Parece que el orden de la clasificación debería variar a los niveles, nivel inferior al que existe actualmente (la inadecuada denominación de "derecha" e "izquierda" con su apéndice "centro") y nivel superior al que se base imaginariamente en una observación más elevada con respecto a los fenómenos que se estudian, para conseguir una mejor interpretación de ellos. 

En principio eso facilitaría la labor de una mejor percepción de toda la problemática, despojados los eruditos de sus incómodos ropajes que los mantienen atados a normas de conducta auto impuestas para no aparecer como traidores a una causa. El pueblo, el aparentemente pobre y sumiso pueblo, sabe percibir muy bien las contradicciones entre lo que el político dice, cuándo lo dice, y cómo lo cambia a gusto del cliente (que generalmente es su agrupación política).

Hay que partir de un fundamento, si se quiere arbitrariamente asumido: La inteligencia permite percibir adecuadamente las cosas fáciles de entender mientras que la genialidad permite percibir las cosas difíciles. Huelga decir quienes son los incapaces de percibir las cosas fáciles de entender.


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.