defiende el enfoque de género

¿Ahora le toca a Verónika?

La "derecha" cavernaria se la tiene jurada

Publicado: 2017-04-15

No importa por donde anden los vientos, lo real es que la llamada "derecha" vive obsesionada por el fantasma de la Vero  como el enemigo al que hay que derrotar aunque el tiempo indique que el momento no es propicio para este tipo de combates. Esa obsesión es la que suele llevarla irremediablemente a sus metidas de pata.

La verdad es que la sociedad de un país como el nuestro debería ser naturalmente inclinada a eso que se le denomina la "izquierda". Bastaba ver la gente damnificada por los desbordes de los ríos y los huaicos para entender que el Perú no tiene por donde ser "pro derecha". El permanente lavado cerebral que efectúan los conservadores y adeptos (y adictos) al statu quo , con el cuento de que "hay que mantener el sistema que nos ha dado buenos resultados", ha conseguido calar en una buena porción de las gentes humildes, haciéndolas proclives a rechazar al movimiento político que realmente los representa.

Sin embargo, no se puede exonerar de culpa a los dispersos grupos que integran dicho movimiento o tendencia, por cuanto su prédica decimonónica no cala en el entendimiento de la gente que hoy en día aspira a escuchar otros discursos, que aún so riesgo de parecer "revisionistas" y poco "revolucionarios", encajen con lo que los desheredados esperan hoy más que nunca: el pan en la mesa de los pobres no cambia de sabor según el tinte de los reclamos de los luchadores sociales.

Cuando se entienda que debe homogeneizarse el discurso, la fortaleza del movimiento social que alberga el clamor de las clases necesitadas, ese sector al que tercamente se le sigue llamando "izquierda", se elevará poderoso en el Perú siendo muy probable que por fin alcance a consolidarse como esa "izquierda" que han venido persiguiendo en intentonas infructuosas los numerosos grupos divididos que han pululado durante los últimos más de setenta años en nuestro escenario político.

Mientras tanto, los ayayeros de los poderosos y de las mafias seguirán traficando con sus ataques serviles y malévolos, que a ellos les sirven para recaudar las treinta monedas de plata que caracterizaron a Judas, aburriendo con sus monsergas del capitalismo y sus variantes mentirosas ("democracia", "libre mercado", "actividad privada", etc.) que en la práctica son las únicas culpables de un mundo en ebullición y desencanto por cuanto omiten hablar de las sociedades que alcanzan los mejores logros, como son la China y las repúblicas nórdicas, algo que podemos apreciar en el ranking de estados felices. Y esos países no se distinguen precisamente por ser capitalistas, en el sentido que nuestros "derechistas" peruanos le asignan a la explotación irrestricta del medio ambiente y de la mano de obra en beneficio de cuatro privilegiados ("beneficio" que para ellos estriba en la acumulación, falta de solidaridad, injusticia para los demás, renuncia a su condición humana y demás perlas que todos conocemos bien)

El Perú ha sido uno de los pocos países sudamericanos que no han sabido de gobiernos democráticos de tendencia social, salvo el vituperado gobierno de Velasco Alvarado, que fue mediante un golpe de estado. El balance real es favorable para los países que optaron por esa vía, y cuando les fue mal fue porque las condiciones mundiales de los mercados se trajeron abajo a los sistemas de todas las tendencias, lo contrario es charlatanería. Y este es el escenario que encontramos ahora, cuando la empresa privada (Odebrecht) ha mostrado al mundo toda la capacidad corruptiva que conlleva consigo. Todos los grandes desastres económicos que ha sufrido el mundo, han sido a partir de grupos de poder que manejaron las rentas públicas como si fueran su chacra.

Al final, cuando alguien los desenmascara, quedan igual que el alditus que jamás podrá digerir el papelón al que lo sometió la bella y candorosa Vero cuando le respondió en quechua a su intención maligna de perturbarla hablándole en francés. El tiro le salió por la culata y no es el papel ridículo que le cupo desempeñar lo que lo mantiene y mantendrá con el odio a flor de piel hasta el día de su muerte, lo que lo revienta de por vida es la sencillez con que ella le demostró que era inmensamente más inteligente que él, dejándolo como chancay de a medio. En realidad Verónika Mendoza demostró que usando la inteligencia, los grupos de la llamada "izquierda" están varios escalones arriba de los de la llamada "derecha". Bueno, siempre fue así, lo malo es que estos son más sagaces. ¿Por qué, Dios mío, los fariseos dominan en desmedro de los publicanos?


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.