no está satisfecha

MONOS CON METRALLETA

Al matoncito del barrio no se le enfrenta con arrumacos, se le pecha, se le guapea, se le cuadra.

Publicado: 2017-05-25

Era cuestión de paciencia, por lo tanto de tiempo. Juan Sheput, que inicialmente abogaba por un entendimiento civilizado con las huestes fujimoristas, terminó convenciéndose más temprano que tarde que tal opción no juega con ellos. Zavala ya calificó la conducta de Fuerza Popular con el concepto que realmente merece la forma de hacer política de ellos, "abuso de poder".

La inmadurez del grupo parlamentario de los keikistas se condice con la manera de actuar del matoncito del barrio. Se vanagloria de abusar con cuanto indefenso encuentra en su camino hasta que le sale al frente alguien que le para el macho. Estamos esperando ese "alguien", pero que no se presente ante las cámaras a clamar por una actitud benévola del oponente, como una plañidera pidiendo casi comprensión para con su manera civilizada y pacífica de defenderse. 

Claro, los adlátares, los incondicionales de los keikos, ven con satisfacción esta especie de ofrenda que hace el gobierno a la carga de los hunos que compone la mayoría parlamentaria. Y esto lo único que consigue es reforzar la "auto estima" de los bárbaros (como si los bárbaros necesitaran cuidar su auto estima para fregar con más vigor), y obviamente la mortificación de los partidarios del gobierno que lo único que quieren es verlo trabajando por las causas justas y necesarias de la nación. Y es que si un gobierno que se precia de honesto y de tener sanas intenciones de trabajar por sus compatriotas, tiene que pechar, guapear y cuadrar a una oposición ciega e intransigente, o lo hace o claudica. No se engañen, no queda otra.

El gobierno tiene que golpear a esa oposición descontrolada allí donde más le duela, no le dejan más opción. Los cantos de sirena de la prensa que apoya a la barbarie son porque está integrada por gente que defiende intereses particulares, cuyo intento común es mantener el statuo quo.

¿Qué más y por cuanto tiempo más tenemos que esperar para una reacción valiente de nuestros gobernantes? El país está representado en la figura del presidente de la república, cualquier maltrato dirigido hacia él está dirigido, mientras él represente a la nación, al Perú todo. Patearle a sus ministros impunemente y sin fundamento de peso, es un maltrato que nadie debería tolerar. Parece que Kenji Fujimori si lo tiene muy claro, y lo deseable sería que él pudiera tomar las banderas del fujimorismo para que esta corriente política se pueda integrar al todo de la civilidad peruana con la intención de empujar el carro en una misma dirección.

Por último, ante cualquier acto que quiera realizar el gobierno, que no olvide que Fuerza Popular, mientras mantenga su posición actual, no cejará en su intención de hacerlo fracasar. En el escaso cerebro de una oposición bárbara, su éxito solo es posible mediante el fracaso del gobierno, de modo que, esa petición de comprensión y hermandad, apelando a los antecedentes de momentos en que han podido convivir en armonía, no tiene base. Cuando la oposición ha apoyado algo solicitado por el gobierno, lo ha concedido porque no tenía otro remedio, pero siempre haciendo valer su abuso de poder para decir "aquí se hace esto porque yo lo quiero, y si algo no me gusta, lo corrijo o lo borro" Así que entérate bien, gobierno, si no te has dado cuenta: para la mayoría congresista tú estás pintado, te manejan como a hijo.

Haciendo un símil con una empresa comercial, es como si los socios de la empresa, que tienen una gerencia general y un staff de ejecutivos, le hubieran encargado la administración de la empresa a estos, pero quieren auscultar paso a paso lo que hace esa administración, observando y censurando cada decisión que toma, lo que termina por inmovilizarla. El resultado de esta política lo conocemos bien quienes andan o hemos andado en el campo comercial. Y si los socios, contrario sensu, no entienden ni papas de esto, imagínense el resultado final.

Felizmente que aquí no se trata de una empresa sino de un país, y depende de la actitud valiente que tome el ejecutivo (que como su nombre lo dice, ¡carajo! ES EL QUE EJECUTA) que pueda poner en su sitio a tanto ignorante (o vivazo) que desde dentro y desde fuera del Congreso quiere encasillarlo en un rol de "chi cheñó" . Y que el Ejecutivo comprometa también al Judicial, dándole el lugar y los honores que le corresponden, para que juntos consigan que el primer poder  del estado se alinee bonito y cumpla con la patria en la medida que esta se lo exija, y por fin se perfeccione el trípode del estado que la división de poderes señala.




Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.