no está satisfecha

semana economica            

¿En verdad PPK es tan incompetente como creen?

¿No será que lo subestiman porque no lo entienden?

Publicado: 2017-07-09

Cuando uno ve o lee a tanto comentarista político criticando al presidente de la república  por sus aparentes idas y vueltas en casi todos los temas que toca, lo normal es aceptar que tanta gente no puede equivocarse. Pero si se emplea la suspicacia cabe la posibilidad de que se trate solamente de una concertación de críticas con fines inconfesables, por intereses que obedecen a designios específicos de personas o instituciones cuyas opiniones estén dirigidas a captar una multitud de adeptos que ayuden a facilitar el éxito de sus nada santas intenciones.

Para los que votamos por PPK siempre nos queda la esperanza de que el hombre sepa lo que quiere, y que las objeciones surgen por una severa incomprensión de idiosincrasia, derivada de dos formas de pensar presumiblemente antagónicas o diferentes, la clásica de nuestras huestes criollas e informales y la manera de pensar "gringa" de PPK. Esta hipótesis permitiría que en un momento dado el ejecutivo bajo la dirección de PPK empiece a mostrar resultados tangibles que corroboren esta idea y cambien nuestra postura clásica. No olvidemos que nos está dirigiendo una cabeza "polaco-alemana", presumiblemente muy en conflicto con nuestras costumbres, las que en cambio se sabrían llevar bien con la manera de pensar "japonesa".

La otra posibilidad, aquella que sería muy dura para los intereses nacionales, es que realmente PPK sea un candelejón como la oposición lo pinta continuamente. Lamentablemente para él, en gestos y actitudes muy continuas, muestra una conducta desconcertante, siendo su última señal de extraño comportamiento su mensaje a la Sra. Bachelet en el encuentro binacional tenido en estos días, cuando respondiendo a la arenga de la presidenta chilena para alentar esta alianza, PPK no encontró mejor mensaje que decirle que la cena que se ofrecía en su honor no se llevaría a cabo en palacio de gobierno sino en la cancillería "porque allí tenían mejor cocina", rematando con su peculiar carcajada que obligó a la ilustre visitante a acompañarlo en la risa por compromiso. Pero es posible que en su fuero íntimo la Bachelet haya pensado "¿estará bien de la azotea este señor? ¡Frente a una instancia seria me habla de la comida!" Si esto no fue sino otro lapsus su gente más cercana debe explicarle bien por qué estos comentarios o dichos no son bien recibidos por la ciudadanía.

Estos dislates dan pie a todas las críticas de sus opositores, es decir, PPK patrocina a la oposición regalándole cuentas para que armen los collares que le cuelgan continuamente.

Obviamente en esta entusiasta y oficiosa oposición se nota la intención incontrolable de matricularse en la filas del fujimorismo de un montón de gente procedente de todas las canteras de la vida pública y privada del país. Cazurramente, como a las disimuladas pero muy groseramente se aprecia en el día a día el entusiasmo delirante de gente que habiendo pertenecido a otras tiendas políticas, espera con censurable ansiedad la oportunidad de enrolarse en ese movimiento, calculando que la falencia de talentos que lo acompaña le puede permitir conseguirse un cupo para asegurarse años de bonanza. Pasen lista a los adherentes oficiosos que se hincan cual vestales a los pies de la emperatriz Keiko, pidiendo que el presidente agache la cabeza ante la real presencia de tan imponente figura de nuestra política nacional y notarán la variopinta composición de los candidatos a "naranjas".

Hay otro grupo muy definido y señalado, el de los "economistas" que pretenden lucirse mostrándonos la visión del apocalipsis que nos espera en el ámbito económico. Si no es por mala leche que venden sus malos augurios como pan barato, lo hacen por ignorancia supina, derivada de su adicción a las corrientes teóricas de la economía y "a los libros", y muy alejados de la interpretación de la realidad en base al buen uso de su criterio. Así nos pintan un panorama desolador cuando nuestros índices nos indican que seguimos entre las principales economías  del continente en función de resultados. Sus conclusiones revelan que no tienen experiencia en el mundo real de los negocios, porque cuando hay un estado de recesión generalizada, no hay política económica que pueda revertir la situación, a lo sumo paliarla de la mejor manera, que entendemos es lo que está gestionando el gobierno en primera instancia.

Pero habemos los tercos, los que seguimos confiando en que PPK sepa lo que está haciendo, y contando con una adecuada asesoría que seguramente incluye a peso pesados extranjeros, le esté bailando la danza del ombligo a la oposición, manteniendola embrujada para que no se de cuenta hacia donde la está llevando, confiando en que finalmente su reacción será tardía y nula. ASÍ SEA.


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.