no está satisfecha

america tv         

Por Dios, ¡no se trata de la ministra Martens!

Pero por lo menos esto está sirviendo para ilustrar al pueblo

Publicado: 2017-09-14

Llama poderosamente la atención la despistada opinión de los aparentemente entendidos comentaristas de todas las tiendas políticas cuando cuestionan la solicitud de confianza del Gabinete Ministerial. Seguramente que para mucha gente, y quizá la mayoría de la ciudadanía, la ministra no es la persona más apta para el cargo, pero el hecho de que el ejecutivo haga esta solicitud debe interpretarse NO COMO UNA DEFENSA A LA PERSONA sino como una saturación del ejecutivo ante el manifiesto abuso de poder del legislativo, por lo tanto, el papel de la Dra. Martens deviene en simbólico.

O sea, en buen romance, pudo haber sido cualquier otro ministro o cualquier otra persona en cargo ministerial el que desatara las santas iras del ejecutivo, haciéndolo decidirse a salir de una buena vez a la palestra. Juego político le llaman, el Congreso se ha pasado todo el tiempo reclamando a un gabinete tecnócrata su falta de tacto político, y ahora que el ejecutivo le sale al frente, se desgañitan como veterana aterrada ante la herejía del equipo de PPK.

Bueno pues, siempre se cosecha lo que se siembra, por lo tanto allá ellos. Lo importante de esta situación es que se ha desatado tal intercambio de comentarios y opiniones que el verdadero ganador resulta el pueblo porque está aprendiendo en brevísimo tiempo un montón de cosas relacionadas con la vida cívica del país.

Mientras tanto PPK tiene la brillante oportunidad de poder incorporar al gabierno, si le da la gana, a mucha gente valiosa y de peso que anda suelta en plaza y con la cual se pueden reponer piezas en un gabinete nuevo: Pedro Cateriano, Lourdes Flores, Beatriz Merino, Yehude Simon, Daniel Abugattas, etc., y otros más como Jorge del Castillo por ejemplo.

Por razones netamente políticas y de estrategia tendientes a un mejor entendimiento futuro con otras tiendas, el acercamiento hacia Kenji Fujimori se hace cada vez más imperativo. Pero toda sugerencia o recomendación al presidente del Perú parece que comienza a ser innecesaria si PPK ya entró en carrera y empieza a descubrirnos su verdadera muñeca, esa que aparentemente estaba escondida, pues el acto de gran impacto político que le estamos apreciando bien pudiera derivar el juicio que despertaba de lerdo, lentón y timorato a una visión de un Maquiavelo de polendas, lo que no debería asombrarnos en absoluto, pues siempre ha tenido la fama de ser un GRAN NEGOCIADOR. Y nadie es un gran negociador si no tiene armas poderosas para usar de manera disimulada pero convincente cuando son necesarias.

Todo indica que sus primeras armas de convencimiento aparecen a ser mostradas en el simbólico y aleccionador CASO MARTENS. Más, ojito, ojito, guarda con las cortinas de humo que resultan muy buenas para cubrir temas tan escabrosos como las coimas de Lavajato. 


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.