Manchakuypi Kay

diario uno                                                              

¿Y si nos volvemos incrédulos y suspicaces?

Parece que todo nos lleva a no creer a nadie 

Publicado: 2017-11-07

Lo que está ocurriendo en nuestra política criolla, criolla en el más literal de los sentidos, está alcanzando niveles tan alucinantes que, para ponernos a tono, bien podríamos alucinar las motivaciones y las intenciones más absurdas que se nos pueda ocurrir. El hecho de que una presidenta de comisión califique de "cantinflas" a un congresista que está participando en debate, nos hace sentir que el desborde del callejón ya reventó la majestad del Parlamento.

Y es tan inverosímil lo que está ocurriendo que tranquilamente podríamos pensar, y con todo derecho, que hay un concierto total de todas las fuerzas políticas actualmente en aparente pugna, como queriendo ocultar una realidad tan dantesca que involucra a todos, a todos los políticos de todas las tiendas puestos de acuerdo para tirar un manto de distracción sobre la opinión pública, pues frente a tanta podredumbre de corrupción aparentemente a punto de ser revelada, la única tabla de salvación para toda nuestra sociedad política sería crear un sancochado en el pensamiento de la gente, y nada mejor que un aparente enfrentamiento con desmadre a la vista, que les permitiría capear el temporal antes que las aguas se salgan de su cauce.

Porque toda la ciudadanía tomando partido para tal o cual lado, con su apoyo dividido estaría justificando las actuaciones encontradas según sea la preferencia que respalden. Es decir, se encontraría apoyando a sectores que, con ser enemigos, igual se encontrarían encubriendo prácticas delictivas.

En un escenario tan trágico, el único poder que debería asomar como el abanderado de la justicia y el castigo, sería precisamente el Poder Judicial. Este es el único poder del estado que tiene la autoridad para meter presos a los elementos de los otros poderes del estado, tal como se demostró no hace mucho en Brasil. Y la actitud del Fiscal de la Nación y del Ministerio Público que lo respalda, envía una señal en este sentido. En este momento el Poder Judicial solo necesita el abierto apoyo del Tribunal Constitucional y de las Fuerzas Armadas para volver al orden la caótica situación a donde nos está llevando un parlamento irresponsable y un ejecutivo timorato.

Todo indica que el parlamento ya no tiene cura, en tanto que el Presidente de la República tiene la última posibilidad de rehabilitarse aliándose abiertamente con el Poder Judicial para enfrentar a un Congreso de la República que ha dado muestras hasta el cansancio de la ineptitud de sus integrantes.

Cuanto más pronto se decida cortar el nudo gordiano, mejor. Si el ejecutivo se manifiesta gallardo y al lado de su pueblo, podrá obtener los créditos derivados de la posible clasificación del Perú al mundial de Rusia, y de la visita del Papa. Porque no es casualidad que los fujimoristas se hayan lanzado irracionalmente a la palestra en un muera sansón y los filisteos , sino impulsados por el pánico de un fuerte repunte de PPK que prácticamente los llevaría a su tercer desastre electoral para la presidencia del 2021. Y es que los encuesteros no podrían tapar el sol con un dedo, siguiendo en su manipulación de sus encuestas fraguadas, y allí si que todo el andamiaje se viene abajo, porque los sostenes de FP huirían en tropel buscando otros nichos donde posicionarse. Todo esto lo saben bien los naranjitas, y saben también que allí mismo, al toque, entraría Kenji a salvar al movimiento moribundo, y tanto advenedizo se quedaría pateando latas.

Por eso, ojo, pestaña y cejas: el tema viene haciendo grandes olas porque se trata de una cuestión de supervivencia.


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.