no está satisfecha

ecuavisa                           

Fútbol, hablemos de fútbol, ¡necesitamos más fútbol!

Qué pasen rápido los días para que se efectúe el sorteo

Publicado: 2017-11-24

En este ambiente en nos encontramos sumergidos, en que solo se habla y se siente de corrupción y crímenes, la sociedad necesita la droga sana que es el fútbol para poder subsistir. Y no es qué, como se dice interesadamente, el fútbol nos ponga una venda sobre los ojos y tapón en los oídos para hacer como el avestruz que entierra la cabeza ante lo desagradable, no no, es terapia ultra necesaria para mantener en pie nuestro ánimo, nuestras intenciones de lucha, nuestra cuota de coraje y nuestra decisión de enfrentarnos gallardamente con todos los males que amenazan a nuestro país desde el ámbito interno.

La situación política ante una corrupción ahora a todas luces generalizada, está pidiendo a gritos una remoción total de cuadros para empezar desde cero, y con agentes que nos devuelvan la confianza perdida. El clamor del "¡qué se vayan todos!" ya está golpeando fuerte en nuestras sienes y solo falta el vuelco a las calles para que los corruptos, que a su vez son reacios a dar el paso al costado, empiecen a temblar ante el fragor de la voz ciudadana insinuando que esta vez no dará tregua a los malos peruanos, sean de la tienda que sean.

El fútbol, bendito deporte, aparece ahora como el abanderado de todas las luchas buenas que nuestra patria puede dar sin tregua alguna. Paralelamente a los comentarios, discusiones, cálculo de probabilidades que la afición efectuará respecto a lo que será nuestra actuación en la fase final del mundial, así tan pronto el sorteo se haya efectuado y sepamos a qué selecciones enfrentaremos, el ánimo colectivo se irá nutriendo del vigor que la lid futbolística sabe imprimir en la gente, y esto será muy bueno para volcarlo también a nuestra indignación ante los males que agobian a nuestra sociedad por culpa de los que la dirigen. Es decir, el "¡no nos ganan!" y el "¡si se puede!" no se quedará en el ámbito futbolístico sino que se transmitirá con igual o mayor fuerza a nuestra cotidiana lucha ciudadana por conseguir una patria mejor.

Por esa razón necesitamos que el poder que encarna por antonomasia la justicia republicana, es decir el Poder Judicial con todas sus fuerzas compuestas por jueces, fiscales, Ministerio Público en general, Tribunal Constitucional, y entidades autónomas conexas, sea premunido de todas las garantías que la ciudadanía puede otorgar a sus autoridades para que cumpla con su noble rol de custodio del cumplimiento de las leyes y guardián de la justicia, así como insobornable e implacable perseguidor y castigador del crimen organizado o no, transmitiendo a la ciudadanía la seguridad de contar con el organismo que garantiza la paz y tranquilidad dentro de la república.


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.