sabe cumplir

andina                                

Santo Padre Francisco, no se esfuerce por entendernos que ni nosotros mismos nos entendemos

Quizá conformamos la nación más desconcertante del mundo

Publicado: 2018-01-17

¡BIENVENIDO PAPA FRANCISCO I! Está usted en su tierra, el Perú país fervientemente católico, patria de Santa Rosa de Lima y San Martín de Porres, además de lugar donde se consolidaron los santos españoles Santo Toribio de Mogrovejo, San Francisco Solano y San Juan Masías, tierra donde floreció la devoción al Señor de los Milagros, al Señor de Luren, al Señor Cautivo de Ayabaca, a la Virgen de la Candelaria, a la Virgen de Chapi, a la Cruz de Motupe y a tantos otros referentes católicos, incluyendo beatos y beatas como la misma Sarita Colonia.

A pesar de tan rimbombante prosapia católica, nuestra sociedad no se distingue precisamente por cultivar las virtudes propias de nuestra religión, y por eso es frase conocida "el peor enemigo de un peruano es otro peruano". Por eso andamos como perro y gato, y usted, Su Santidad, tendrá oportunidad de apreciarlo sin hacer mayor esfuerzo sino simplemente dejando que fluya a sus oídos y ante sus ojos el desfile de nuestras falencias y pobrezas. Pero usted, querido padre de nuestra gran comunidad católica del mundo, en su condición de argentino sabrá entenderlo porque no es que los chés se diferencien categóricamente de nosotros, tampoco tampoco.

No es intención de esta bienvenida comprometerlo a comprarse todas nuestra camorras y enfrentamientos, la fama suya y su espíritu abierto y comprensivo dejará su huella entre nosotros sin necesidad de que usted haga más de lo que naturalmente hace. Por eso su visita al Perú tiene un valor incalculable, no hay duda alguna que su paso por esta tierra no ha podido ser más oportuna, a pesar de que algunas gentes de este país no sepan guardar las formas, y ante tan digna visita seguirán mostrando sus lacras. A ellos más que a nadie perdónalos en nombre de Jesucristo, pastor de tus rebaños.

Los demás, los que pecamos pero hacemos acto de contrición y propósito de enmienda, disfrutaremos en nuestro espíritu de los mensajes que nos deje S.S. y que seguramente mantendrán vigencia por un tiempo bastante más amplio que el que marca una serie de calendarios anuales o el que dedicará la comunidad peruana para repasar el contenido de los mismos.

¡Gracias Papa Francisco por regalarnos con la presencia del representante de Jesucristo en la tierra! ¡Bienvenido a nuestro controvertido país y que disfrute de su corta estadía entre nosotros, llevándose de vuelta al Vaticano el recuerdo de una nación difícil de calificar pero que os ama sin condición ni límite!


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.