sabe cumplir

La política en guerra a muerte contra la tecnología

Esto explica muchas cosas

Publicado: 2018-02-07

Si uno selecciona en televisión el canal de WOBI, en cable Movistar el # 540, va a encontrarse con una serie de documentales a cual más ilustrativo para poder entender por qué los políticos hablan con desprecio de los "tecnócratas". Y la verdad es que el avance de la ciencia cibernética de la mano de la tecnología que la explota, viene desnudando completamente la orfandad de sustento que la política tiene en el mundo actual, al punto de que, en el extremo de su proclama, no repara en declarar a la política como un mal innecesario para el mundo, y por lo mismo, camino a su extensión definitiva.

Cómo prácticamente todas las actividades sociales que ha conocido el mundo hasta el momento vienen íntimamente ligadas a intereses políticos, es lógico que este movimiento incontenible de la cibernética haya puesto a la política en pie de guerra contra ella, porque el ámbito de ésta no ha conocido nunca el peligro de enfrentarse a su extinción. Y la cibernética asegura que eso es irreversible por la natural evolución de los acontecimientos, de los tiempos y de las eras nuevas que ello produce. Todo indica que la punta de iceberg está representada por las benditas y vilipendiadas redes sociales que parecen traer en sus entrañas la solución a todos los problemas en que la política metió al mundo históricamente.

Por eso no debe extrañarnos que el canal de WOBI no sea suficientemente promocionado. Los medios de publicación tienen también intereses muy enraizados en la política y es humano hacer lo posible por evitar el suicidio. Entonces, también le encontramos sentido a la cantaleta de los profesionales políticos acerca de la necesidad de que los gabinetes del ejecutivo sean ocupados por políticos y no por tecnócratas: están defendiendo la chamba y los frejoles.

Los expertos y gurús que son presentados en WOBI no tienen empacho en desvalorizar el trabajo de los políticos cuando aseguran de que en la situación actual es el hombre común y corriente el que debe solucionar sus problemas del día a día, porque el estado es incapaz de enfrentarse a ellos con la gestión de los políticos que está naturalmente llamada a fracasar. Y no hacen distingos de sociedad, lo que mencionan es aplicable a todas por igual.

La importancia suprema la tienen los algoritmos que en número alucinante andan dispersos en el ciberespacio, incrementándose permanente en progresión geométrica, y que son los que nos permiten tener respuesta prácticamente a todo. En ese mundo fantástico está el futuro de la humanidad y la posible salida a tanto interrogante planteado desde el comienzo de los tiempos. Y en ese mundo seguramente también se encuentra el camino hacia la sociedad feliz del futuro, porque la humanidad debe encontrar allí la solución a todos sus problemas, los de índole físico tanto como los de carácter espiritual.

Por lo pronto, y entusiasmado por las perspectivas que ofrece ese panorama tan alentador, me atrevo a pronosticar que para el año 2040 ya debe haberse controlado el problema de los delitos cotidianos como asaltos, raptos, estafas, evasiones, etc. Y todo gracias a los controles infranqueables que la tecnología en su avance indetenible logrará implementar a todo nivel, de la mano con los logros que se deberán producir en los campos de la salud, de la alimentación y de la educación.

Entretanto, ¿cómo andará la política por allá? Sin duda alguna totalmente controlada por la ciudadanía, camino a lograr finalmente el sueño de la democracia perfecta.



Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.