desde este momento, no más hermanitos

abc news                

Lo que el viento NO se llevó

Aunque lo quieran hacer aparecer, no todo es bonito

Publicado: 2018-04-03

El tema de fondo que se pretende tirar al olvido, es que la expectoración de PPK deja un tufo, que más que tufillo es tufazo, de serrucho dicho en el mismo sentido que aplicaba Alfonso Rospigliosi a las serruchadas de piso que practicaban los entrenadores de fútbol a sus colegas. Y es que, viendo junto al triunvirato Vizcarra, Villanueva y Heresi, se hace difícil no barruntar que allí hubo jujuy ,como decía Augusto Ferrando. Lo más feo de todo es que parece que la operación se ha hecho a la luz del día, porque todos aparecen con cara de aquí no ha pasado nada.

En fin, que cada cual saque sus conclusiones. Después de todo toda la crítica adversa a PPK no ha levantado un dedo ni lo levantará para señalar, por lo menos, lo poco elegante de la movida. Es que parece que la condena ya se la habían dado al gringo, sobretodo por ser gringo, es decir, no lo digo con el retintín de la acusación de discriminación racial si no de no aceptar a alguien que no piensa como el común de los peruvianos, o simplemente no entenderlo. Y con el feo agregado de que le pusieron la cruz sin que existiera de por medio un juicio terminado, y con el horrible sustento de que no se trataba de un juicio legal sino político. Costumbre ya adquirida y sacrosanta de utilizar la vía de la interpretación auténtica para autenticar lo que no es autenticable. Qué la única interpretación auténtica que cabe es interpretar la clase de congresistas que pululan en nuestros parlamentos.

También es bueno incidir en la ingenuidad de personas que con la mejor intención recomendaban a PPK la tolerancia con Fuerza Popular, entre ellos Mercedes Aráoz y Juan Sheput. Resulta inadmisible que no pudieran prever que las entrañas del fujimorismo tienen implícito el veneno de los escorpiones, y eso ni es negociable ni modificable. Por lo menos, no hasta ahora.

Todo el rollo anterior es tanto o más aplicable a ese rechazo gratuito con insultos de todo tipo a la labor que desarrollan algunos personajes bautizados como LOBISTAS. De Wikipedia extraigo un párrafo sobre este tema:

"El cabildeo de los lobbies tiene una amplia tradición en Estados Unidos, donde su práctica ha sido entendida como una colaboración necesaria entre la sociedad y los poderes públicos para el ejercicio eficaz de la política. Se atribuye al presidente Kennedy la frase: 

los lobbistas me hacen entender un problema en 10 minutos, mientras que mis colaboradores tardan tres días.3​" 

(Si se desea, buscar todo este artículo en Wikipedia con el rótulo Lobby).

De lo que se trata es de que no emitamos juicios sin profundizar en el tema. La gente que hace lobbies es, en cierta forma, un profesional que tiene una función parecida a la del Visitador Médico. Y las empresas que los contratan lo hacen por la necesidad de tener acceso a negocios con el estado. Las que no lo hagan por exceso de pudor, simplemente verán que otras si lo hacen. Claro que no se justifica el coimear para negociar, como es el caso de Odebrecht, pero ese es un riesgo delictivo como cualquier otro en cualquier actividad humana.

Muchas de las críticas vienen desde sectores que, en el fondo, envidian los éxitos ajenos, sobre todo cuando ellos vienen acompañados de reconocimientos sociales que destacan al individuo. Ello lo vamos a encontrar en todo terreno.

Y estos dos puntos son más que suficientes para remachar que aún quedan muchas cosas que el viento NO  se llevó. Una cosa es que los remolinos que se sucedieron hayan levantado polvaredas que han enceguecido momentáneamente, y otra muy diferente que todo ese triste capítulo de nuestra historia republicana ya esté cerrado. Ponle la firma, Sancho Panza, esto traerá más entuertos que los que podemos intuir, y habrá que esperar un poquito más por un Quijote para desfacerlos


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.