¡que sigan trabajando!

diario correo.pe                     

Por ahora tenemos el gobierno del chamullo

Siendo simplemente sucesión no debería haber tregua

Publicado: 2018-04-09

Se estila en gobierno nuevo otorgar lo que se llama la luna de miel. Pero acá se trata de la continuación del gobierno elegido en el 2016, alterado por renuncia del presidente titular. En esta posta, el testimonio ha pasado a manos de la etapa Vi-Vi, o sea Vizcarra-Villanueva.  Y si hubiera consecuencia en los personajes que han accedido a los cargos principales del ejecutivo, ellos deberían actuar en una transferencia tranquila, sin mayores gestos que sugieran que el grupo de gobierno es distinto al que venía siendo personificado por PPK y Mercedes Aráoz. Por eso llama la atención ver y oír al nuevo grupo de gobierno convertido en el gobierno del chamullo, porque se encuentran en una etapa de promesas que no va con su condición de simples continuadores del periodo 2016-2021. Deberían guardarse para empezar, a la brevedad posible, a comunicar sus logros.

Pero en el nuevo gabinete ya surgieron opiniones bien antagónicas a la estructura anterior, como la del ministro que asegura, sin calcular el efecto de sus palabras, que él no permitirá ningún lobby en su sector. En primer lugar incurre en la misma ignorancia del vulgo que ha incorporado ese oficio a la categoría de delito o actividad repudiable, lo que colisiona con todos los gobiernos del mundo que conviven con esa ocupación lícita como cualquier otra mientras no incurra en malas prácticas. Su simple manifestación ya es una tácita censura al presidente renunciante, y aparentemente cuenta con el respaldo de Vi-Vi.

Luego tenemos la faceta del nuevo ministro de Economía y Finanzas, quien se pinta, sin mayor esfuerzo, como un ministro pesetero. Su énfasis en el ahorro en todos los gastos "superfluos" ya indica a las claras que el sentimiento del varón es el de la tacañería a ultranza, y la bondad de su gestión se dirigirá solamente a ver cuanto ahorra en las partidas presupuestales. Este tipo de ministro no es el que favorece a las inversiones, sino más bien las ajusta, y esto, en un momento donde se supone hay voluntad de incentivar la producción para beneficio del PBI, deja dudas sobre los aspectos que su política abarcará. Sin embargo, apostemos sin muchas dudas a que su declaración contará con el respaldo mayoritario del país, empezando por la clase empresarial, porque en nuestro país no se preferencia el desarrollo por la productividad sino por el ahorro. Y donde se ajusta la inversión se sentencia el desarrollo dinámico de la economía.

También el ministro Heresi deja dudas en su carácter político. Por lo menos debería ser más cauto cuando especula respecto a la actitud de la Corte Internacional de Justicia sobre el  indulto de Alberto Fujimori, y en todo caso debería también tomar partido por la validez constitucional de la gracia presidencial. Si los ministros nuevos se presentan así, el gobierno vigente recibe flaco favor.

Por último, a pesar de la antipatía tan pronunciada que acompañó a PPK en su caída, el pueblo debería, usando su mejor raciocinio, aceptar que en la Cumbre de las Américas, Perú hubiera tenido mejor representación ante los gobernantes extranjeros y sus delegaciones, con PPK y Meche antes que con Vizcarra y Villanueva. ¿Tienen dudas? Los presidentes del resto de América, que no han digerido este tole tole que hubo en nuestra nación, tenían una relación bastante fluida con PPK, a pesar de las diferencias de idiosincrasia que tuvieran con él, y sus séquitos se hubieran sentido más a gusto con Mechita que con Villanueva. ¿O no?


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.