no cree en los 'boticarios'

diario correo                   

Los que impulsaron la renuncia tendrán que rendir cuenta a la historia

Las cosas se hicieron al revés: Primero te vas y después se te hará el juicio

Publicado: 2018-04-16

Le hicieron una entrevista a una famosa comunicadora de la Tv continental. El dúo mixto peruano quería conocer sus impresiones sobre la Cumbre de las Américas, y ella muy diplomáticamente dijo que el presidente Vizcarra había sabido posicionarse muy bien en el evento que había sido muy bien organizado por el equipo antecesor del actual. En buen romance lo que dijo la dama entrevistada es que Vizcarra había sabido comportarse adecuadamente sobre la mesa servida por el anterior mandatario. A los entrevistadores se les notó algo desconcertados; están acostumbrados a que todo el tiempo le caiga garrote a PPK.

La reacción de la comunicadora internacional debe haber sido la misma que se ha respirado al interior de la cumbre, donde seguramente que en los corrillos de los mandatarios y sus delegaciones habrán comentado el clima tan tranquilo en el medio ambiente, sin huellas de una crisis reciente, para convencerlos más de que la renuncia del presidente por presión mediática no tiene correlato con actos delictivos que justifiquen el forzamiento al paso al costado.

Era importante sopesar el ánimo de las delegaciones extranjeras porque ellas están mejor enteradas que el pueblo peruano de los entripados que hay detrás de estas situaciones complicadas, más aún cuando la corrupción acerada tiene necesariamente que contar con una fuerte mafia que presiona inmisericordemente en defensa de sus oscuros intereses. Con mayor razón cuando en el pasado lejano y cercano no hay vestigios ni de una sola gota de sangre.

Pero el tema no termina allí. Con un refinado sadismo, cual si se hubiera matado a una pulga, después de muerta hay que seguir refregando la uña sobre ella, como queriendo desaparecerla por completo para que no quede un solo vestigio de ella. Por eso la defenestración no terminó con la renuncia del presidente. Al contrario, parece que todo recién comienza, aunque la historia ya reclamará conocer cual fue el delito que lo obligó a declinar del cargo debido a la brutal arremetida colectiva de una sociedad irracional e hipócrita. Y sin juicio de por medio.

Hasta un fiscal declara que en el allanamiento a las casas de PPK se ha incautado una gran cantidad de documentación y equipos que podrían contener evidencias delictivas, aunque pudiera tratarse de asuntos distintos a los que motivaron el allanamiento, es decir el asunto es justificar el cargamontón con cualquier excusa.

Mientras tanto PPK permanece tan flemático y tranquilo como de costumbre, lo que bien puede llevar a la certeza de que si lo enmarrocan y se lo llevan preso, él irá tranquilo y sin perder su buen humor. Caso raro de delincuente, ¿verdad? Hummm...¿no será que la historia terminará eximiéndolo de toda culpa y toda la barbarie que cargó contra el tendrá que enfrentarse al juicio inexorable de ella? Maestra vida, camará, te da y te quita, te quita y te da.

Mientra tanto el sucesor está formando parte de la Comisión de Alto Nivel contra la Corrupción que deberá velar por eliminar a este cáncer social tan dañino. El mayor problema es que, sin lugar a dudas, por allí se va a colar un montón de topos cargados de sus propios anticuchos, para defender sus intereses subalternos y los de los capos que los financian.

Y para tener una mejor idea de por donde andamos, Victor Andrés García Belaunde pide a Vizcarra y a su equipo que deslinde de su antecesor. Es decir, que niegue su procedencia, porque él llegó elegido en el mismo equipo de PPK y con el mismo programa. Pero ya sabemos que para conchudo no hay quien le gane al Belaunde malo.

Y en la otra esquina otro responsable del desmadre por el que hemos pasado, el inefable Mulder, muy suelto de huesos dice que si su partido se lo pide él acepta ser el candidato a la presidencia para el 2021. Como decía Guido Monteverde "¿Y las babas?"


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.