las cosas claras, señor presidente

fox sports        

Solo son siete partidos.....

Pero en ellos se va toda la vida

Publicado: 2018-05-20

PRIMERO.- Recordemos que ya bien avanzada la etapa clasificatoria, Gareca seguía con su discurso en el sentido de que Perú aún mantenía viva la esperanza de la clasificación y no renunciaría a esa esperanza mientras quedara la más mínima posibilidad de acceder a ella.

SEGUNDO.- Hubo un momento en que casi toda la afición recibía después de cada traspiés, casi con indignación, la cantaleta de Gareca. Aquí aparecieron los mayores detractores acusándolo de estarnos vendiendo humo, y estafándonos. No lo olvidemos.

TERCERO.- Pero hubo otro momento en que se inició el gran milagro peruano, y en larguísima atropellada, hablando en términos hípicos, comenzó una de las mayores remontadas que recuerde la historia mundial en una etapa clasificatoria. Perú comenzó a sumar puntos de manera increíble, a la vez que a gustar, y el pueblo se volcó incondicionalmente a su selección al compás del cántico "¡Cada día te quiero más!"

CUARTO.- Esos antecedentes que no debemos perder de vista, pase lo que pase en el "caso Guerrero", nos presentan con opción a clasificar dentro del cuarteto al que nos hemos integrado merced al sorteo correspondiente. Francia, Dinamarca y Australia serán nuestros rivales de esta primera etapa, y la opinión entendida de comentaristas de talla mundial nos asigna buena opción a clasificar a la siguiente etapa. Si eso se da, después de tres partidos de esta primera etapa de eliminación, quedarán con vida dieciséis selecciones que se enfrentarán por pares en un solo partido de vida o muerte. Si ganamos al rival que nos toque en este, nuestro cuarto partido, ya estaremos dentro de los mejores ocho equipos del mundo.

QUINTO.- Gareca dice (y lo cree firmamente) que estamos aptos para enfrentar de igual a igual a cualquier seleccionado. Pues bien, a estas alturas solo quedarían selecciones para armar cuatro partidos, o sea cuartos de final buscando un cupo para las semifinales. Este sería nuestro quinto partido, si hemos alcanzado a esta instancia, y desde aquí hasta el título no quedarían sino dos partidos más.

SEXTO.- Ya estamos en las semi finales y en el Perú no se habla de otra cosa sino de fútbol, cualquier otro tema aburre y molesta. Político que abra la boca para decir alguna de sus clásicas barbaridades le caerá un bofetón del hincha más cercano que tenga a su lado. La comida, nuestra gloriosa comida, ya tendrá nuevos platos en la carta: Ceviche "Perú rumbo al título", Estofado "Campeones del 18", Pisco Sour "A festejar sin descanso", etc., etc. Las operaciones bancarias se realizarán casi en su totalidad por cajero automático porque el personal de ventanilla está muy ocupado hablando de fútbol, y los super mercados tendrán sus ofertas de "compre tres productos y llévese cinco más de los que quiera, sin abusar (no válido productos eléctricos)". Y ganamos este nuestro sexto partido con lo que quedamos aptos para disputar el título de Campeón Mundial de Rusia 2018. 

SETIMO.- El día del partido por el título la pareja Vi-Vi (Vizcarra-Villanueva) ya está en Rusia, ya voló desde la víspera dejando encargado el gobierno a cualquiera, total, da lo mismo. En el congreso habrá piqueito y tragos para los congresistas que se hayan quedado en el Perú, y con enormes televisores de pared a pared para mirar bien todos los detalles de nuestro sétimo partido que nos consagrará como campeones mundiales. En las calles el servicio de transporte seguirá siendo gratis como lo viene siendo desde que Perú pasó la primera etapa. La mayoría de las empresas se habrá vuelto impresionantemente regalona, lo que permite que los misios tengan un periodo de felicidad que no olvidarán nunca. 

OCTAVO.- Perú ya se consagró Campeón del Mundo y Gareca va a ser objeto de todo tipo de honores, siendo uno de ellos el título honorífico de "Dueño del Perú", y el resto de los acontecimientos será de tal envergadura que me abstengo de imaginar porque mi fantasía tiene un límite y no hay forma de saber cuales serán los efectos de esta hazaña. Solo debemos ser cautos para mantener la calma mientras empezamos a contar los partidos que vamos a disputar en Rusia. Y contaremos mesuradamente de uno en uno, conforme se den, pero sin perder de vista que si llegamos a jugar los siete partidos es porque hemos alcanzado a jugar el último partido, el que consagra al campeón. Y si llegamos a este punto, ¿alguien duda de que nos traeremos la copa?

Empecemos a contar partidos:   uno....dos....tres....¿cuatro?....



Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.