¿Hasta cuándo?

el bocon     

La historia de suspenso tiene final feliz

La selección peruana podría ser la estrella de Rusia'18

Publicado: 2018-05-31

Todos ganaron a más no poder: los diarios vendieron ejemplares como locos con el "caso Guerrero" como lo más importante en nuestro país, la televisión ni se diga con sus ratings  rompiendo récords y la radio con su audición al tope. Los vendedores de prendas de la selección "la hicieron" con las camisetas del 9, los publicistas también hicieron su agosto, etc.

Pero los que se la llevaron en paila fueron los de la Fifa y los organizadores del Mundial Rusia 2018. Tal vez nunca en la historia hubo más publicidad masiva para el fútbol, no solo a nivel peruano sino también sudamericano e inclusive mundial que con la apasionante historia de suspenso alrededor de un caso trucho de dopaje como ha sido (y sigue siendo) este. ¡¡Y totalmente gratis!!

Ante una situación como esta era impensable que la Fifa fuera a dar por cerrado el caso sin exprimirlo hasta las últimas consecuencias. Son millones de dólares de publicidad sin invertir un solo centavo, manteniendo centrada toda la atención en un caso tan emblemático como este, que ha terminado incluyendo al mismo magisterio judicial de Suiza. ¡Provecho, maestrotes del marketing!

Corresponde en justicia que la Fifa, con esmero acomedido desusado, atienda en su debida oportunidad el reclamo de Paolo por daños y perjuicios, sin desmedro de la correspondiente declaración de inocencia.

Es de suponer que en el camino Paolo Guerrero se haya dado cuenta que "alguien" estaba ganando mucha plata a sus costillas, pero quizá haya desechado la idea por demasiado suspicaz. Porque los suspicaces pasaríamos a ser nosotros si pensáramos que Paolo estuvo metido en el cuento.

Aparte de eso, como decía Peredo, nuestro inolvidable Peredo, pasaron cosas, muchas cosas que en verdad no podían estar ligadas a un futuro que no se podía prever en esos tiempos: los puntos en mesa contra Bolivia, el gol contra Colombia con la invalorable ayuda de David Ospina (¡te queremos David!), los inminentes goles fallados contra Perú por Bolivia y Uruguay casi al final de los partidos, la derrota de Paraguay ante Venezuela, la goleada de Brasil a Chile, etc. 

Lo cierto es que la clasificación se dio y sin Guerrero. Tal vez otro pudo ser el cantar si nos hubiera tocado otro rival en el repechaje. Bueno, lo cierto es que se dio la clasificación y un pueblo emocionado hasta el paroxismo mostró tal apasionamiento que todo mundo tuvo que hacer con nuestra desmedida afición. Y la Fifa paró mientes en el asunto y nos empezó a mirar con maliciosa atención. ¡Qué rico país para treparnos en él!

Y cuando el caso Guerrero  llegó a su punto mas aprovechable, hasta Infantino le dijo a Paolo "vente con Oviedo a Suiza que acá te espero" ¿Intención de maletearlo? Nada de eso, "este asunto va a dejar más divisas en su tramo final, hasta sugerimos a Dinamarca, Francia y Australia que a través de sus capitanes pongan una nota elegante al caso, que esto es algo que la va a gustar mucho a la gente".

Y claro, Rusia también en balcón y Putín ñato de risa. Lo cual está bien, no decimos nada en son de crítica, el que sabe hacerla que la haga, aprendan monses. Entonces, ¿no resulta justo que Perú sea ahora en Rusia la estrellita para los ojos de la Fifa? Yo creo que si, y nuestra compensación sería que nos pongan árbitros imparciales, no que tiren para nosotros, no lo necesitamos, estamos acostumbrados a jugar con ellos en contra. Entonces resulta más que suficiente con que esta vez no se nos prendan, el resto corre por cuenta de los chochamus de Gareca. ¡Y con Guerrero allí! Es justo caballeros de la Fifa, ¿no les parece?


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.