el momento del ego

trome           

¿Se cumplirá una de las tradiciones históricas de los mundiales donde asistió Perú?

Nunca falló esta tradición

Publicado: 2018-06-22

El Perú es uno de los países fundadores de los campeonatos mundiales de fútbol. Esa élite elegida por el destino fue de muy pocas naciones, y al Perú le cupo la gloria histórica de ser una de ellas. Faltan pocos años para que se celebre el Primer Centenario del Campeonato Mundial de Fútbol que se realizó en Uruguay en 1930, y nuestra selección tendrá que estar presente en el magno evento, por clasificación o invitación.

Pues bien, en ese campeonato se inició una tradición que se ha mantenido viva a través de los años, y que es que cuando asistió Perú a un mundial, necesariamente el campeón tuvo que jugar con nuestro equipo.

Efectivamente, en ese primer campeonato Uruguay que fue el primer campeón mundial jugó con Perú, con triunfo uruguayo por 1 a 0.

Pasaron 40 años para que Perú volviera a otro campeonato mundial, y ahora por sus propios méritos, eliminando nada menos que a la Argentina y enfrentándose en el mundial de México de 1970 al futuro campeón del mundo, Brasil, que nos ganó por 4 a 2.

Luego, en 1978 en el mundial de Argentina, el equipo argentino que iba a ser el campeón del mundo, en jornada de triste recordación, le ganó a Perú por 6 a 0.

Por último, en el mundial de España de 1982, campeonó Italia, no sin antes haber tenido que empatar con Perú 1 a 1 en la primera ronda.

Como se puede observar, cuando Perú asistió a los mundiales, el campeón del mundo tuvo que enfrentarse a nuestro equipo, de modo que una de las tradiciones, y en la que interviene nuestro seleccionado, es esa. Por lo tanto, para los magos, hechiceros, brujos, adivinos, etc., es una buena señal a estas alturas que, siempre y cuando esa tradición siga vigente, solo tres equipos podrían acceder ahora al título: Francia, Dinamarca y Australia, y en ese orden de prioridad de posibilidades.

Nótese que la circunstancia del enfrentamiento "mágico" con Perú, se da en cualquier etapa del mundial: algunas veces en la primera ronda y otras en una etapa más avanzada, de modo que si aplicamos esta teoría como una proyección certera, el campeonato mundial de Rusia 2018 solo sería factible de ser obtenido por Francia, Dinamarca o Australia.

Veremos, dirán los numerólos, los estadistógrafos, los abracadabristas, los creyentes en las ciencias ocultas y el vulgo en general, mientras que el cuy, la lechuza y otros animalitos ya diplomados en estos menesteres, se frotarán las manos de gusto esperando el jugoso premio a cambio de su pronóstico.


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.