el momento del ego

moopio.com                            

El asunto que Gareca no debe obviar

Es un punto que puede ayudarlo a tomar su decisión final

Publicado: 2018-07-04

Ricardo Gareca cuenta prácticamente con todo el apoyo y el aprecio de la población peruana, que en muchísimos casos se manifiesta casi como pleitesía. Y esto termina siendo sumamente peligroso pues puede crear soberbia en el tipo idolatrado.

No aseguro que así esté sucediendo, pero la actitud de Gareca de mantener en vilo a todo un país detrás de una decisión que debe tomar, si bien es cierto que no es su culpa que se le exija perentoriamente una respuesta ya, parece como que quisiera dejar traslucir algunos detalles que antes no se asomaban en sus exposiciones.

Eso es más o menos lo que pudimos percibir en su última conferencia de prensa. Con gran autoridad, innegable por cierto, nos dio una lección a partir de la interpretación que él hace a la realidad de nuestro fútbol, extendiéndola al ámbito del deporte peruano en general, al hacer una exposición maestra sobre las necesidades generales a las que nos enfrentamos.

Como consejo no está mal, pero como una incorporación de motivos necesarios para su decisión de atarse a nuestra selección hasta Qatar 2022, parece que extralimita lo que un gran profesional del fútbol podría requerir para firmar un contrato cuyo fin específico es uno, que si bien pasa por el tema logístico y estructural, no deja de ser unidimensional en cuanto trata de manejar un equipo ya formado que debe seguir creciendo.

Sería ingratitud tratar de limitar la extensión de sus consejos, máxime cuando es por el propio bien del deporte peruano, pero poniéndose en el plano concreto de su manifestación integral, tal parece corresponder más bien a una especie de recomendación o sugerencia de corte político administrativo. El encuadre es más o menos similar al que pudiera hacer un candidato a un cargo público, que en el caso de un extranjero solo puede ubicarse a nivel municipal más no legislativo ni ejecutivo.

Sugerimos que revise bien los fundamentos doctrinales o de conciencia que lo llevaron a hacer tal exposición, para que a solas consigo mismo intente colegir si en su manifestación no se ha introducido subrepticiamente un tanto de soberbia disimulada, sorprendiendo al mismo expositor.

Toda la larga introducción tiene como único fin fijar el escenario donde debería Gareca traer a colación, para tomar su decisión final, un cierto cuestionamiento que tal vez aún no lo ha traído a la palestra. Concisamente este se base en una premisa a tomar en cuenta, no como aseveración sino como motivo de duda: "¿Se ha preguntado si tal vez la razón de su éxito al frente de nuestro seleccionado es simplemente porque se dio una serie de sucesos y ocasiones, en el momento preciso, para que la conjunción o simbiosis de = Gareca-Selección peruana obtuviera los resultados positivos que se obtuvieron?"

Este no es un cuestionamiento gratuito, resiste un montón de inquietudes. Por ejemplo, en 36 años Perú no asistía a un mundial, ¿todos los DT anteriores fueron inútiles? NO, ¿Los jugadores eran faltos de calidad? NO. Algo tuvo que haber pasado para que esta vez funcionara. Y está también el caso de Sampaoli en Chile donde fue ídolo, tanto o más que Gareca en el Perú, y con la selección argentina lo quieren quemar vivo.

Este es el punto crucial que debe tomar en cuenta Gareca para su decisión final. Acá todo es conocido, allá todo está por conocer. Y si bien es cierto que lo expuesto por Gareca en cuanto a infraestructura necesaria para nuestro gran desarrollo futbolístico es claramente fundamental, también lo es que ese tema puede irse desarrollando paralelamente en los caminos correspondientes y por las instituciones adecuadas mientras la labor del técnico se desarrolla en su campo específico. Así el avance será consistente y ascendente para que se siga consolidando el desarrollo que esta primera etapa al mando de Gareca ha conseguido.

Pero finalmente, y como la gran mayoría lo dice, ahora Gareca tiene la pelota en su cancha.



Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.