no cree en los 'boticarios'

andina                                          

"¡Con mis hijos no te metas!", ¿Con el CNM no te metas?

Todos los caminos conducen a Roma. El cordón umbilical salta a la vista

Publicado: 2018-07-17

Se nota claramente que la férrea defensa del CNM tal como está constituido trata de manejarse de forma asolapada, pero el fustán se les ve por todos lados a sus ínclitos defensores "gratuitos". Por eso, después de intentar ladinamente hacer una exposición convincente de razones, ante el cargamontón de los comentaristas y entrevistadores, se baten a capazos intentando quedar lo más airosos posible, aunque el ojo avizor del pueblo demasiado acostumbrado ahora a mirar  través del polvo y el destello, los va marcando adecuadamente para eliminarlos de su registro de gente confiable. En el caso de los políticos "de carrera" esto es fatal, su opción de repetir el plato se va esfumando a pasos agigantados.

Demás está repetir nombres aquí, los vemos a cada instante en los periódicos y en la televisión, y los oímos en la radio. La sensación generalizada es de que defienden intereses nada santos y el "mermeleo" da la impresión de mostrar su desfachatada cara. Y por supuesto no nos referimos a los actores de los escándalos que han inundado el ambiente, sino a los periodistas que a todo trance intentan defender lo indefendible.

El argumento de moda es que al CNM solo deben acceder los entendidos en derecho académico (abogados), como si la justicia fuera patrimonio exclusivo de ellos. Sin ir muy lejos, en USA, en los estados donde el jurado para declarar inocencia o culpabilidad lo conforma la gente común y corriente sin influencia de su profesión u oficio, funciona bastante mejor el proceso judicial porque se evita al máximo cualquier tipo de presión sobre las personas que componen  los jurados. Por otra parte, tanto Lourdes Flores como Jorge del Castillo, entre otros, siendo abogados de profesión reconocen el derecho de la gente neófita para tener criterios de justicia, que sin conocimiento de la doctrina o los estudios académicos, entienden desde su propia constitución humana cual es la dirección correcta del acto limpio y su manifestación en los hechos.

Al fin y al cabo la organización del cuerpo judicial en cualquier sistema civilizado nace de la inteligencia y profundidad de pensamiento de los grandes políticos universales cuya raíz era más bien antropológica, social e histórica antes que legal, porque son anteriores a la legalidad ya que del desarrollo de su pensamiento y la estructura meticulosa del concepto del estado nace justamente la legalidad. Vendría a ser como si el operario de la máquina terminara siendo el mejor referente antes que el inventor de la misma. Sin duda que el operario a la larga tendrá más experiencia que el inventor en el manejo y en los secretos del funcionamiento de la máquina, pero los fundamentos de la misma nunca llegará a manejarlos con la misma autoridad que el creador.

Igual es la realidad actual sobre la que se discute, los abogados pueden manejar perfectamente los vericuetos ocultos de las leyes con conocimiento de lo que postulan las mismas, pero nunca conocerán mejor el "por qué" de aquello que quienes las crearon. Esto es razón más que suficiente para dejar de lado la majadería de pedir que solo los profesionales del derecho intervengan en el manejo de la CNM.

Es un error generalizado la idea de que para organizar tal o cual actividad, los encargados deben ser gente del área a la que corresponderá tal actividad. Estos conocedores pueden ser unos perfectos inútiles en la ciencia y arte de la organización (administración, en términos globales), por eso toda actividad para su puesta en marcha requiere los servicios de los administradores. Y los miembros de la CNM en el fondo no son otra cosa que administradores de una delicada función que es la selección de fiscales y jueces. Ya lo decía un gurú de la economía, que para dirigir un hospital no se necesita ser médico sino un gran administrador, los médicos cumplirán las funciones que les correspondan pero para la puesta en marcha y el manejo, hay que contar con el más pintado en administración.

Los organizadores de los mejores espectáculos de las grandes estrellas de la canción mundial no son grandes cantantes. Son gente que tiene la habilidad para organizar conciertos.

En el fondo la intención de propiciar la exclusividad para los abogados en la conformación del CNM es la de reducir tremendamente el universo de postulantes para hacerlo más accesible a los fines protervos de la gran corrupción: hay que tratar siempre de tener a la mano, al menor costo y esfuerzo posibles, la "colaboración" de esta institución de tanta importancia por su directa intromisión en el mismísimo interior orgánico de la justicia, a través del manejo de jueces y fiscales. Y decimos esto por que la defensa de la continuidad del actual CNM no se condice con la obsesión de ponerla en manos exclusivas de abogados, dado que la conformación actual no responde a ese criterio. Pero ya sabemos que el CNM actual, para sus fines, venía trabajando de maravillas.


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.