desde este momento, no más hermanitos

lamula            

¿No a la reelección?

Punto de vista

Publicado: 2018-09-18

Parece oportuno y adecuado encontrar una vía para que la reelección congresal sea factible bajo ciertos parámetros. Pero todo indica que esto debería incorporarse al proyecto de ley correspondiente en el término de la distancia, para que no quede relegado.

Podríamos sugerir, por ejemplo, que un porcentaje de las listas parlamentarias propuestas para ingresar a las elecciones sea definida por la agrupación política que auspicia la lista correspondiente. Esto, de cierta manera, empoderaría a los partidos, aunque midiendo que su incidencia no sea mayor ni igual que la de las elecciones internas que son obligatorias.

Este porcentaje podría fijarse, por ejemplo, en un 25% como máximo hasta un 10% como mínimo del número de candidatos, aunque también podría no incluir a ninguno, a juicio del partido. Los números asignados en la lista definitiva podrían ubicarse a partir de la segunda mitad de la lista, salpicados al azar mediante sorteo.

La reelección podría ser hasta por dos veces continuas, y luego esperar una vez y volver a intentarlo después de ese paréntesis, si hay voluntad de continuar en la brega por parte del legislador. Con respecto a la reelección de gente que ya venga por lo menos con una reelección a cuestas, solo podría aceptarse la reelección por una única vez, y después acogerse al paréntesis o intervalo antes señalado, para después incorporarse al espíritu del proyecto propuesto.

No olvidemos que la incorporación de legisladores a una reelección no les otorga la curul de hecho, eso depende definitivamente de la voluntad del electorado.

La idea es darle cabida a las demandas razonables de aquellos políticos que temen que el congreso sea totalmente llenado por gente inexperta, sin tener siquiera algunos miembros experimentados que son los que finalmente fungen de maestros para los novatos.

Esta sugerencia debería ser tratada de inmediato con el poder ejecutivo para conocer si tiene alguna observación o la acepta, de modo tal que no surja ninguna discrepancia que haga peligrar los entendimientos que se vislumbran actualmente.


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.