desde este momento, no más hermanitos

123rf                                       

El estado debe ser sometido a juicio popular

Las fuerzas del mal se coluden todas contra el pueblo

Publicado: 2018-11-13

El inédito movimiento concentrado dentro de las instituciones del estado en lo que vendría a ser una actitud de defensa de la corrupción frente al justo intento de ponerle coto de una vez por todas, demuestra que ésta y todos sus brazos se han armado hasta los dientes para hacerle frente al clamor ciudadano que pide su extinción.

Todo indica que esta especie de santa alianza del delito y la maldad ha tomado cuerpo colegiado para enfrentarse a la mayor amenaza que los aguarda, que es el referéndum del 9 de diciembre. El terror que sienten frente a su manifestación colectiva y condenatoria, los ha hecho organizarse con bríos nunca vistos para intentar cerrarle el paso al pronunciamiento inflexible del soberano.

Frente a esta gesta ciudadana, sienten que el piso se les hunde y por eso sus acciones en contra serán terribles e irreflexivas, como son siempre aquellas que están inspiradas en el instinto de supervivencia. Más aquello que es bueno y se justifica cuando se trata de salvar la parte noble del colectivo, se transforma en tétrico y condenable cuando lo que se busca proteger es el lado oscuro del proceder humano.

Por todo ello es que asistimos a un irracional y aparentemente inexplicable movimiento de fichas que parece ser acicateado por fuerzas de origen desconocido, donde se sacan y ponen figuras fiscales a discreción, renuncian masivamente los integrantes de las bancadas congresales, dictan prisión preventiva a todo sospechoso de malos manejos a la vez que se elevan voces de defensa para ellos, se pretende acusar al destajo a cualquier persona que intente oponerse a la sobrevivencia del delito y el crimen organizado, es decir, asistimos al alucinante espectáculo de la ebullición de las fuerzas oscuras del estado, donde existe un amplio espectro de instituciones que al no formar parte de ellas, deberían formar parte de los interesados en extirparlas. Esos estamentos se encuentran dentro de los organismos asalariados del estado y maltratados por el mismo, como son las fuerzas armadas, policía, maestros, médicos de la salud pública, técnicos y profesionales contratados, personal de los ministerios y de las otras instituciones del estado.

El pueblo necesita del apoyo de toda esta gente que conforma el verdadero soporte del estado, la gente verdaderamente útil para el servicio público y cuya retribución económica y social es tan injusta no obstante ser lo único rescatable de este estado tan venido a menos.

En este cortísimo plazo que nos separa del 9 de diciembre es necesario que el pueblo tome conciencia de lo que está en juego en esta gesta, y que tome la decisión impostergable de unirse a la fuerza ciudadana que ayude a extirpar al monstruo de las mil cabezas.

Y que empiece a escucharse cada vez con más fuerza a las voces que desde el llano conforman la avanzada de la civilidad en contra de la barbarie, que piden de una vez y como noble ofrenda a los dioses del bien y la justicia, la elaboración de una moderna y limpia NUEVA CONSTITUCIÓN DEL ESTADO PERUANO, que se ofrezca a la patria como regalo de sus hijos ante el advenimiento del bicentenario de su creación.



Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.