desde este momento, no más hermanitos

diaio uno                            

¿Cual persecución política?

El clima político no presenta más novedades que su acoso por parte de la justicia

Publicado: 2018-11-23

Sorprende la acogida que en algunos sectores ha tenido la denuncia de que en el Perú existe una persecución política contra varios líderes y altos mandos de partidos de la nación. Es que resulta evidente que muchos abogados están haciendo su tarea de defensa judicial con una estrategia falaz de llevar a todas las tribunas de opinión pública esta denuncia jalada de los cabellos, porque hasta hace muy poco tiempo nadie hacía hincapié en un asunto tan serio como éste, que por su gravedad requiere ser manejado con la ecuanimidad que los agentes propagadores de esta falacia, no tienen. Bastó con que un antiguo cliente de los asilos, como Alan García, iniciara su cruzada de calvario al grito de "¡Golpe de estado!", para que a todos los perseguidos por la justicia por temas de corrupción se les prendiera la velita para creer en ella como su tabla de salvación.

Indignante en extremo es la inescrupulosidad sin límite de varios mensajeros posiblemente asalariados que no tienen empacho en meter en el saco de sus críticas a la mismísima masa ciudadana, al poner en tela de juicio el derecho que le asiste para participar en un referéndum tan necesario como importante en esta coyuntura. ¡Qué tales conchudos! Claman por que la sociedad se mantenga al margen del tema si no es pasando por el campo estrictamente judicial en su análisis. Cómo si todos los actos de los políticos envueltos en hechos punibles no le afectara sin la menor duda a todo el colectivo nacional. No hay forma de apartar la influencia que estos hechos tienen en la vida activa y también en las motivaciones anímicas de la gente, como para gritar "¡ No mezclen el alegato legal con sus impulsos vengativos, no hagan circo romano!" . O sea, los políticos se levantan al país en vilo, hacen sus truculentos negociados, huyen del país y piden asilo, hay sicarios de por medio, la otra delincuencia por su parte también sienta sus reales, cavernícolas arrastran a mujeres jalándolas de los pelos, mal nacidos violan niñas y las asesinan, cogoteros arranchan los celulares y matan al que se resista, choferes asesinos atropellan al público, etc., y a la gran masa ciudadana se le dice ¡USTEDES TRANQUILOS, DEJEN QUE EL JUICIO CUMPLA SU COMETIDO! Si claro, que el juicio cumpla su cometido pero hay que meter candela para que ellos suceda, lo contrario es facilitarle el camino a la corrupción. Ese camino al que ha estado acostumbrada. 

Vamos a ver cual será la reacción de los defensores de todos los estamentos que han estado involucrados en los actos de corrupción, cuando se conozcan los resultados del referéndum. Se van a ver arrinconados contra la pared, aunque desde ahora ya deben estar estudiando sus planes B, C y D. Pero eso será otro cantar, la situación cambiará por completo y el panorama será enteramente distinto, ya lo veremos.



Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.