¡lluvia de millones!

rpp          

¿Y las buenas noticias para cuando?

Parece que estuviéramos condenados al "sufre, peruano, sufre"

Publicado: 2019-07-17

Estamos tan solo a dos años de la celebración del bi-centenario de la independencia nacional, y la oportunidad se pinta como nunca para ir organizando unos festejos adecuados en los que tiremos literalmente la casa por la ventana.

El gobierno central, en colaboración con los poderes del estado, con todas las entidades públicas autónomas y con las autoridades locales, ya debería empezar por nombrar una comisión especial que se encargue de las coordinaciones pertinentes (¿una "comisión especial" más? ¡Sí! Pero quizá por primera vez en mucho tiempo algo loable y apoyado por el pueblo por lo que significa el tal doscientos aniversario). 

Y las buenas noticias para depurar el ambiente asfixiante en que nos envuelven las pérfidas noticias cotidianas del avispero político nacional, podrían consistir en irnos dando a conocer los avances que se realicen en ese sentido. La organización de toda clase de eventos culturales y festivos, así como la asignación de aguinaldos y gratificaciones para repartir en el pueblo, podría ya contar con un presupuesto acumulativo mensual que se vaya incrementando en la medida que nuestras arcas lo permitan, y sin retaceos de ninguna laya.

Los peruanos somos muy proclives a calificar todo como "gasto innecesario". Sin embargo, la inyección de esperanza y alegría que se le aplique al pueblo, a la larga paga con creces la inversión, habida cuenta de que el motor de la economía se potencia y la producción aumenta, no solo por el chorro económico sino, sobre todo, por el impulso anímico que hace que la persona feliz produzca más y mejor.

Tenemos 24 meses a la vista para poner en marcha un gran plan en este sentido. La ampliación presupuestaria se puede plantear con carácter de urgente y, por ejemplo para una inversión millonaria estimada en unos dos mil cuatrocientos millones de soles, la meta de la acumulación mensual en reserva para cubrir el objetivo, se ubica en el orden de los cien mil millones. Esto parece manejable, y sería necesario conocer el parecer del MEF, por supuesto.

Ahora mismo tenemos a la vista los Juegos Panamericanos de Lima 2019, y aunque la organización tuvo muchos tropiezos, parece que en ese sentido no nos va a ir a tan mal ya que se contrató a expertos internacionales en este tipo de eventos. Sin embargo, ya en en el ámbito local nos amenazan los nubarrones de un paro en los aeropuertos de la república, signo de la irresponsabilidad de nuestra sociedad. Ni siquiera por estar en juego el prestigio de la nación, y coincidir este compromiso con la fiesta nacional, pueden controlarse las pasiones irreflexivas de las personas que no ven más allá de sus ojos y de su legañosa ignorancia.

Ojalá que se haga algo para traer a nuestra población un poco de noticias positivas que permitan que se troque en reflexiva la actitud de muchos que parece que se desplazaran con anteojeras que no les permiten ver con claridad el panorama de nuestra patria, cuando la carga política ya resulta una mochila extraordinariamente pesada para sus hombros.


Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.