es constitucional, no confundas

youtube              

¿Perú = el reyno de Burundanga?

Ahora todos contra todos y entran y salen

Publicado: 2019-08-22

Songo le dio a borondongo borondongo le dio a bernabé bernabé le pegó a muchilanga le echó a burundanga les hinchan los pies Monina Songo le dio a bor...: (sabrosa letra del Burundanga de Celia Cruz que también lo cantó a dúo con Lola Flores.)

¿Y por qué Songo le dio a Borondongo? Porque Borondongo le dió a Bernabé ¿Y por qué fue que Borondongo le dio a Bernabé? Porque Bernabé le pegó a Muchilanga ¿Y por qué Bernabé le pegó a Muchilanga? Por qué Muchilanga le echó a Burundanga ¿Y por qué Muchilanga......?

Parece pintado el Perú de ahora, solo que habría que cambiar a los actores. Y el elenco es enorme y la réplica se extiende a las de nunca acabar. Porque acá los intérpretes van saliendo cada vez más, con el agregado de que los que antes le pegaban a Bernabé regresan al lado de Bernabé y los que le daban a Muchilanga ahora están en amores con Muchilanga. 

Claro, tendríamos que mencionarlos por sus nombres, lo cual es fatigoso por el enorme conglomerado que ahora compone el elenco. Cierto que los principales, mujeres y hombres mezclados, todos los conocemos y son, los principales, Keiko, PPK, Kenji, Vizcarra, Mulder, Becerril, Bartra, Salaverry, Kenji, Vilcatoma, Vitocho, Salgado, Araoz, Chávarry, Letona, el viejo Fujimori, Velasquez Quenquén, Del Castillo, Vela, Domingo Pérez  y un interminable etcétera etcétera, que involucra a muchísimos que se van a poner trompudos por no aparecer en la lista de los actores.

Bien, pues resulta tan alucinante el entra y sale de grupo a grupo, de "partido" a "partido" y de papel a papel, que ya todo parece un montaje muy bien estructurado donde Montesinos aparecería como un aspirante al kindergarten, salvo que él sea el responsable de tan maquiavélica puesta en escena.

Y el pueblo… Pobre… ¡pobre! Vuelve los ojos, como 

cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;

vuelve los ojos locos.....

(Parodia basada en Los Heraldos Negros de nuestro poeta cumbre, César Vallejo)

Pero, ¿qué queremos insinuar con este símil? Qué todo este socotroco, todo este merengue, todo este sainete bien podría ser el colofón del eterno enfrentamiento entre sociedad y estado, donde el estado es la creación rebelde de la sociedad enfrentado a esta para manipularla y manejarla a su antojo en aras de sus intereses mezquinos y particulares. Extraño divorcio mediante el cual un grupo de ciudadanos se separa del tronco común (la sociedad) para tomar la dirección de la misma con los poderes otorgados ¡por la misma sociedad! y usarla en su propio beneficio, producto de una corrupción imperdonable y sin límites. O sea la reedición de Judas o de Felipillo.

Visto así, bien podríamos concluir en que tal destino es indefectible, que no hay forma de trocarlo en gobierno a favor del pueblo, que todos los sistemas que se prueben para llevar a buen puerto esta empresa están llamados a fracasar por culpa de la ambición humana.

En un excelente libro de Jean-Jacques Chevallier, LOS GRANDES TEXTOS POLÍTICOS desde Maquiavelo a nuestros días traducido del francés por Antonio Rodriguez Huescar, se lee en sus últimos párrafos estos conceptos estremecedores:

"¡Vanos sobresaltos todos estos- se pensará, quizá-, frente a la presión económica. tecnológica, que opera en sentido inverso frente a la marea igualitaria que barre toda individualidad destacada y atropella toda forma de aristocracia social! ¡Vanos sobresaltos del hombre individual, de la "persona", presa en el cepo definitivamente! El monstruo Leviathan puede acentuar el sarcasmo de su sonrisa. Ningún nuevo Teseo exterminará al nuevo Minotauro.

¿Quién sabe? No pretendemos aquí conocer el secreto de la historia ; ni siquiera estamos seguros de que haya un secreto de la historia. Nos limitamos a registrar esta lucha del espíritu contra Leviathan, lucha, como el mar, siempre recomenzada. Nos limitamos a decir: si esta lucha, un día, hubiese de no recomenzar ya bajo el peso de las propagandas embrutecedoras, bajo el látigo de los terrores larvados o sangrientos, si este aliento espiritual transmitido de edad en edad hubiera de agotarse un día, solamente entonces estaría permitido abandonarse. Y asentir al veredicto amargo de Taine, en el que se complacía Barrés, el Barrés de La muerte de Venecia: Ningún hombre reflexivo puede esperar nada"

Nosotros, por nuestra parte, podríamos poner como colofón esta frase cínica y sarcástica: Nada de lo hecho por la corrupción se parece a lo que se está haciendo en el Perú, y el mundo corrupto nos contempla con encanto.......



Escrito por

Julio Andre Checa

Cambiar es lo que necesitamos con urgencia. Aceptemos el cambio apoyándolo y promoviéndolo. Poco o mucho, como corresponda, pero cambiemos


Publicado en

Rigor y monerías

Análisis y comentarios con énfasis en temas políticos, culturales, deportivos y del día a día.